Aceites esenciales: Usos, beneficios, propiedades… Todo

Los aceites esenciales te cambiarán la vida.

Encuentra aquí toda la información que necesitas sobre las propiedades y usos de los aceites esenciales, beneficios, recomendaciones y tips para obtener sus beneficios y mejorar tu salud integral.

¿Qué son los aceites esenciales?

Son compuestos orgánicos de origen vegetal, presentados en estado líquido, particularmente volátiles y muy aromáticos, y es por eso que, proporcionan el aroma y el sabor característico de la planta de la cual han sido extraídos, logrando así que al usar los aceites esenciales, sus propiedades y beneficios estén al alcance de nuestra mano.

Los aceites esenciales están conformados por distintas mezclas de elementos químicos naturales, y pueden extraerse de diferentes partes de la planta en cuestión; tales como las hojas, flores, frutos, bayas, maderas, corteza o cáscara, tallo, semilla y raíces.

Propiedades de los aceites esenciales

En la sabiduría de la naturaleza, distintas plantas producen estos aceites esenciales con distintos usos y objetivos, mayormente enfocados a protegerse a sí mismas de enfermedades y plagas, así como para atraer a los polinizadores que les correspondan.

Por lo que dichas propiedades de atracción y protección que poseen las plantas, es decir; persuasión y defensa, se conservan y presentan en los distintos beneficios y usos de los aceites esenciales, logrando así que tengan atributos y cualidades de afrodisíacos, antidepresivos, antivirales, antibacterianas, anticancerígenas, antisépticos, antioxidantes, antiinflamatorios, etc.

¿Cómo se extraen los aceites esenciales?

Es importante mencionar que, para conservar todas las propiedades y beneficios del uso de los aceites esenciales, si bien es fundamental el proceso elegido para su extracción, también influirá en su calidad, el lugar de origen, es decir, las condiciones del suelo y el clima de la tierra donde se cultivó, además del tiempo exacto para levantar dicha cosecha.

Existen varios métodos para extraer los aceites esenciales de las plantas; las principales técnicas son: la destilación de vapor, la expresión y la extracción con disolventes, entre otras.

El proceso de destilación de vapor, tal y como su nombre lo dice, consiste en aplicar vapor con una alta presión en el tejido de la planta, para que de esta forma se obtenga el aceite esencial a través de dicho vapor.

La técnica conocida como expresión, se refiere a prensar y estrujar las cáscaras o cortezas de ciertos frutos (tales como los cítricos), obteniendo así, directamente los aceites esenciales.

El procedimiento referido como extracción con disolventes, se basa en utilizar sustancias volátiles en los tejidos de las plantas, para que así se diluyan las partes necesarias de la planta, y después se realiza la extracción hasta conseguir el aceite esencial.

¿Cómo funcionan los aceites esenciales?

Las partículas contenidas en los aceites esenciales ayudan a liberar neurotransmisores, y éstos a su vez, armonizan los estados de ánimos. Además, también benefician la liberación de hormonas que regulan distintos procesos del ser humano, como el metabolismo, el sueño, etc.

Se pueden utilizar con distintas técnicas, ya sea de manera tópica o a través de la inhalación o aromaterapia; e inclusive, algunos cuantos, pueden ser consumidos mediante la ingesta humana, con las debidas consideraciones y precauciones, que veremos en otro apartado.

Es muy importante aclarar que, en cualquiera de sus formas de uso, siempre debe estar diluido, ya sea en agua para usarlos en difusores y realizar aromaterapia, y si es para uso tópico, deberá estar diluido en otros aceites portadores, siendo los más comunes; el de coco, almendra, jojoba y hasta podremos utilizar aceite de oliva extra virgen.

La finalidad de diluir los aceites esenciales para su uso, es sencillamente hacerlos suaves y amables para la aplicación en la piel, debido a que, por el alto grado de concentración y pureza, estos podrían causar alguna reacción adversa, como la irritación.

Cabe aclarar que, al diluirse tanto en agua como en otros aceites portadores,  conservan todas sus propiedades y no reducen sus efectos, sino al contrario, al diluirse en otros aceites portadores, ayudan a que se absorban mejor en la piel; y, además, optimizamos su uso, para no gastarlos de más al aplicarlos en exceso de manera innecesaria.

salud con aceites esenciales

Usos de los aceites esenciales

Los usos más comunes de los aceites esenciales se resumen en coadyuvar a disminuir malestares de distintas índoles, de manera general, la gran mayoría de los distintos aceites esenciales ayudan a conseguir la relajación, esto gracias a sus diversas propiedades terapéuticas, por lo resultan muy convenientes para tratar infinidad de malestares a nivel físico y emocional.

Frecuentemente los aceites esenciales son de gran ayuda para lograr dormir bien y tener así un sueño reparador, es decir, dormir sin pausas involuntarias, obteniendo así un sueño profundo, que permite a su vez un descanso real y total, para promover entonces la reparación del cuerpo y mente; lo cual es posible gracias a la sensación de relajación, tranquilidad y paz que producen, principalmente al ser utilizados en aromaterapia, ya sea con difusores o también de manera tópica mediante masajes.

Cientos de propiedades

Debido a todas las propiedades fisicoquímicas de los aceites esenciales, estos ayudan a restablecer la armonía y el equilibrio en la mente y el cuerpo del ser humano. Dependiendo del malestar que se presente, es muy probable que haya más de un aceite esencial, o algunas mezclas de los mismos, que ayuden a disminuir dicha enfermedad, auxiliando así al tratamiento médico que se indique, aclarando que, no debe sustituirse este último, aunque habrá ocasiones en que baste únicamente el uso de los aceites esenciales para eliminar en su totalidad algunos malestares, lo cual dependerá de su uso constante y principalmente, de cada organismo.

Dado que los sentidos del olfato (aromaterapia) y el tacto (masajes y reflexología) son los que más se estimulan con el uso de los aceites esenciales, y estos mismos sentidos están estrechamente ligados a las emociones, es fácil de entender que se utilicen frecuentemente para disminuir la ansiedad, depresión, el cansancio crónico, la fatiga mental, el estrés físico y emocional, etc.

Puesto que provienen de plantas con distintas propiedades medicinales, muchos de los aceites esenciales disponibles actualmente, sirven y auxilian al tratar padecimientos respiratorios, estomacales, reumas, infecciones virales, infecciones bacterianas, problemas hormonales, dolores, inflamaciones, entre muchos otros malestares y enfermedades.

aceites esenciales citricos

Recomendaciones generales

Algunos de los aceites esenciales provienen de plantas y frutos cítricos, por lo que son considerados aceites fotosensibles, así que estos pueden provocar manchas en la piel si se utilizan y nos exponemos a la luz solar, por lo que se recomienda aplicarlos exclusivamente en las noches, o en caso de utilizarlos de día, evitar la exposición directa al sol.

Otro apartado importante de mencionar son las cantidades recomendadas para el uso de aceites esenciales, existen muchas tablas de cantidades y proporciones al respecto, pero sin duda, el principal factor a comentar, es que las cantidades dependerán de cada organismo y del tipo de malestar que se presente, así como de su forma de uso (tópico, inhalación o interno mediante ingesta).

A continuación, te compartimos una tabla general conforme a los tipos de malestares, por su frecuencia y las gotas de aceites esenciales sugeridas para su uso:

 

Tipos de padecimientos (por su frecuencia)Cantidad de gotas recomendadasFrecuencia de uso recomendada
Malestar esporádico1 – 5Una sola toma, cuando se presente dicha molestia
Infecciones o enfermedades ocasionales2 – 63 veces al día, los días que sean necesarios, sin excederse de 5 días consecutivos.
Enfermedades crónicas2 – 71-2 veces al día, durante el periodo que sea necesario.

Métodos de uso

Los métodos de aplicación y uso de los aceites esenciales, tal y como se ha mencionado párrafos arriba, consiste en 3 técnicas: por inhalación, vía tópica y de forma interna (ingesta). Para lo cual, te presentamos las siguientes recomendaciones:

 

Método por inhalación:

Material / herramientaDescripción
DifusoresEn un difusor en frío, siempre diluir con la cantidad necesaria de agua simple.
Paño / telaEn un paño, de preferencia de algodón, aplicar las gotas correspondientes, y después acercarlo a la nariz e inhalar profunda y pausadamente.
AtomizadorUtilizar un recipiente atomizador (nunca usar plástico, se requiere cristal especial), para realizar la mezcla de aceites
Directo del envaseEs una manera rápida y fácil de obtener los beneficios de los aceites esenciales, inhalar profundamente y solo con la nariz, por al menos 30 segundos o el tiempo que sea necesario ( 3-5 minutos).
Tip/sugerencia: Siempre se sugiere cerrar los ojos, para evitar que puedan entrar partículas de los productos a utilizar e irritarlos. Además de que ayuda a enfocar el sentido del olfato en dicho proceso terapéutico.

Método por vía tópica:

OpcionesDescripción
Masajes y reflexologíaPara usar los aceites esenciales y dar masajes, hay que diluirlos en un aceite portador para optimizar su uso y facilitar la absorción en la piel (se sugiere dar masajes en pies, manos, zona auricular o en la columna vertebral, con las debidas precauciones).
Aplicación directaEn zonas específicas como cabello, sienes, frente, nuca, muñecas, cuello, pies, ombligo, columna vertebral, etc, utilizar unas gotas de los aceites esenciales, de preferencia también diluido en algún aceite portador.
En productos de cuidado personal (de uso externo)En algunos casos convenientes, pueden agregarse gotas de ciertos aceites esenciales, a productos de cuidados e higiene personal, tales como shampoo, cremas hidratantes corporales, brumas aromáticas, jabones, entre otros; esto permitirá estimular, por ejemplo, el cuero cabelludo, así también ayudará a relajar y cuidar la piel, según los resultados que se deseen obtener.
Tip/sugerencia: Al usar aceites esenciales, en cualquier presentación y combinación, es importante evitar siempre la zona de los ojos, nariz y oídos.

Método de aplicación interna (ingesta)

OpcionesDescripción
Vaso con aguaEn un vaso de vidrio (nunca utilizar plástico), colocar aproximadamente 200 – 250 ml de agua simple y agregar las gotas requeridas. No hace falta revolver ni agitar con cuchara ni otro utensilio.
Cápsulas vegetalesExisten en el mercado, cápsulas especiales de origen vegetal, en cuyo interior pueden colocarse las mezclas de requeridas, indicadas para posteriormente tomarlas como cualquier pastilla.
AlimentosAlgunos aceites esenciales pueden ingerirse y al agregar unas cuantas gotas a los alimentos, estos potencializarán sus sabores, obteniendo los mismos beneficios que al usarlos en otros métodos.

 

retoca tus platos

 

Contraindicaciones de uso

Es muy importante tomar en cuenta la edad mínima para el uso de aceites esenciales; algunas fuentes sugieren que puede realizarse aromaterapia en bebés a partir de los 3 meses de edad, para lo cual se recomienda usar concentraciones mínimas y muy suaves, además de cuidar qué aceites se utilizarán, puesto que, para algunos, la edad mínima recomendada ronda entre los 4-6 años.

En algunas personas con pieles sensibles, algunos aceites pueden provocar irritaciones ligeras o generar algún tipo de alergias, por lo que, si se desea estar completamente seguros de que no será así, se sugiere realizar una prueba rápida, aplicando una gota del aceite esencial a utilizar, en el codo. Posteriormente esperar al menos 6-8 horas, máximo 24 horas, para estar seguros de que no generará ninguna reacción adversa. Y en caso de provocar alguna molestia o irritación en la zona donde se han aplicado los aceites esenciales, se deberán retirar, utilizando otro aceite portador y también ayudándose de a algún paño o tela, dado que intentar retirar los aceites esenciales con agua, no funcionará del todo.

aceites esenciales ansiedad

Atréteve a cambiar tu vida con los aceites esenciales y sus usos

La frase anterior, pareciera sacada de una fantasía e ideas utópicas, ilusiones y pensamientos ingenuos al pretender que estamos presentando aquí, productos mágicos al describir a los aceites esenciales, pero no, nosotros mismos también hemos padecido de esa incredulidad hace ya varios años, cuando por ciertos malestares de insomnio, estrés, ansiedad y migraña, nos recomendaron empezar a utilizar un par de mezclas de aceites, para mitigar dichos padecimientos.

Llenos de incredulidad, lo único que hicimos fue probar, total, si no hacían efecto, lo único que se habría perdido son unos cuantos billetes. Pero si el uso de aceites esenciales surtía el efecto esperado, además de evitar tomar muchos medicamentos, pastillas y tratamientos continuos, obtendríamos mejorar la calidad de vida, a través del buen descanso, dormir mejor y vivir sin dolores de cabeza frecuentes y crónicos.

Cómo empezar a usar los aceites esenciales

Carentes de fe hacia dichos productos, empezamos a aplicarlos en los pies dando masajes y agregándolos también, a un difusor cuya programación daba para 2-4 horas, a la hora de dormir, y funcionaron desde el primer día.

Con esto no queremos asegurar de que a todo mundo le funcionarán con el primer uso, pues por más propiedades terapéuticas que tengan dichos aceites, mucho tiene que ver con sus resultados y beneficios; el estado anímico, emocional, psíquico y hasta espiritual de quien use y necesite de ellos.

Sin embargo, en todos los casos conocidos cercanos y no tanto, así como de las experiencias compartidas a nivel internacional por usuarios de todo tipo, hemos corroborado y comprobado la eficacia y el enorme beneficio que han traído, el uso de aceites esenciales a las vidas de quienes se han atrevido a probarlos, sin arrepentirse ninguno de ellos.

Muchas veces un limitante, es el conocer los precios de estos productos, y lo comprendemos, pero de verdad que rinden. Un sólo frasco puede rendir para su uso por meses o hasta años (importante ver la caducidad y la fecha de envasado), puesto que sólo se requieren unas cuantas gotas para obtener todas las propiedades de los aceites esenciales.

La clave está, primero en informarse un poco, lo necesario, no hace falta ser un experto, toda la información relevante que necesites sobre los aceites esenciales y sus usos, la encontrarás en este sitio web. Y lo siguiente, es estar dispuesto a probar, a sanarte, a mejorar física y emocionalmente, para que entonces los aceites esenciales generen mayor bienestar en quienes los utilizan.

Listado de todos los aceites esenciales

Aceite esencial de naranja silvestre

Aceite esencial de limoncillo

Aceite esencial de ylang ylang

Aceite esencial de menta

Aceite esencial de manzanilla romana